(300) Days of Belgium

Y de hecho son 307.

(98)

leave a comment »

Sábado.

Condiciones actuales: CONGELADA. Hojas de francés y física frente a mí. Sin la más mínima intención de estudiar.

Temperatura actual, en esa cosa que se llama ‘afuera’ y con la que no quiero tener nada que ver ahorita: 0°C.

Wow, varias cosas han pasado desde la última vez que escribí. Y como ahora tengo un journal, en el que sí escribo todos los días, pues como que dreno un poco y me olvido de que tengo esto aquí. Aunque por lo menos, en el journal no escribo cada vez que me dan ganas, sino en la noche cuando ya me voy a acostar, así que por lo menos tengo eso para escribir aquí.

Cada vez me familiarizo más con Bruselas, si bien aún no soy del todo capaz de caminar sin perderme, ya comienzo a reconocer los sitios y hay algunos a los que ya sé llegar, como la Embajada de Venezuela o el Ministerio de Asuntos Extranjeros (¿se notan mucho, los motivos de mis visitas a Bruselas?). En los sitios a los que ya sé llegar, no está incluida la Gare Central, la estación de tren de la que SIEMPRE salgo y a la que nunca sé volver. El miércoles estaba intentando regresar a ella (en realidad, lo que hacía era dar vueltas entre la Place De Brouckère y la Place de la Bourse) cuando escucho una muchacha que le está preguntando a una señora, en inglés, por direcciones para llegar a la ya mencionada estación. Yo me acerco y digo que también la estoy buscando; la señora me explica a mí, en francés, unas direcciones muy enredadas que estoy segura no eran la manera más simple de llegar (ya estoy segura, viendo el mapa encontré una manera bien sencilla – y no sólo sencilla en el mapa, la visualizo con mis conocimientos de Bruselas), y bueno, a final de cuentas que agarramos camino las dos vía la estación. Resulta que voy a empezar a creerme la teoría de los seis grados de separación, con la diferencia de que cuando estás en Bélgica llegan como mucho a tres: porque fíjense, que Bélgica es como Maracaibo, no puedes salir sin encontrarte a alguien, y todo el mundo se conoce en esta vaina. Resulta que la muchacha es de Nueva York, y está de intercambio con el Rotary, en Flandes (¿se dice así en español? como es un nombre que sólo utilizo en francés, ni idea). En la zona flamenca, pues. Bélgica: el país donde el 20% de la población está constituida de estudiantes de intercambio.

El caso es que caminamos y caminamos y en vez de llegar a la Gare Central, llegamos a la Gare de Midi, y una estación de tren es tan buena como cualquiera otra, pero para que se den cuenta de lo perdidas que estábamos les voy a poner un mapa de Bruselas aquí:

Y bueno, estábamos en algún lado entre el punto fucsia y el punto salmón, queríamos llegar al punto morado que tiene la A, y terminamos en el naranja que está abajo.

Anuncios

Written by Chronically Retold

diciembre 4, 2010 a 4:36 pm

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: