(300) Days of Belgium

Y de hecho son 307.

(57)

leave a comment »

Domingo, una vez más.

Ni viernes ni sábado me dio chance a escribir aquí; ayer hubiera podido pero el estado en el que llegué era tal que me estaba quedando absolutamente dormida en la cena de una manera horrible (me fui a acostar a las 21h30), y hasta en el tren, que no era cualquier tren. Daba miedo el condenado. Estábamos una australiana y yo, cuando nos montamos se estaban montando también unas españolas y una dice “Este es el tren fantasma” y de verdad que lo parecía. Tenía pinta de metro de París no a las 12 de la noche, pero sí como a las 10, vacío y viejo y bueh. No tenía miedo porque no estaba sola y realmente no creía que me fuera a pasar nada, pero de verdad que el ambiente que daba era feito.

La estadía en Brujas fue genial. Me enteré que la gran mayoría de la gente se queda sólo hasta diciembre/enero; en estos momentos no me viene a la mente ni una sola persona de las que trato, que se quede hasta junio. Conocí a dos australianas que están aquí desde enero y son lo máximo, y una de ellas tiene exactamente las mechas que me quiero hacer yo en el pelo. Es muy divertido porque hablamos en un Franglais espectacular, todo el rato pasando de uno a otro y cuando estábamos intercambiando números era a lo “English or French?” “N’importe” y terminábamos dándolos en francés.

El viernes fui de nuevo al Tam-Tam, que es el bar donde fui en mi cumpleaños. Nunca voy a superar que aquí los padres te dejan salir de la casa, sin que tengas la más remota idea de con quién te vas a devolver, y se acuestan a dormir y tú llegas a la hora y de la manera que te dé la gana.

Finalmente probé el caipirinha, no está mal pero tampoco es nada del otro mundo. El que sí me encantó fue el ‘Agua de Mar’ que me tomé luego, que es Cointreau con jugo de naranja. Me di cuenta que mi francés borracha es mucho mejor que mi francés sobria, y también me di cuenta de que soy verdaderamente incapaz de querer relacionarme con una persona que tenga una estabilidad psicoemocional decente. Es decir, ya eso lo sabía desde hacía tiempo, pero me acabo de dar cuenta que de verdad es una imposibilidad física, y lo peor es que es totalmente inconsciente, es como un detector instintivo.

Anuncios

Written by Chronically Retold

octubre 24, 2010 a 11:10 am

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: